Zapatillas MTB

Hay 122 productos.

Zapatillas de ciclismo para montaña, las zapatillas de ciclismo para montaña son especiales para estas bicicletas con una suela más dura y resistente.

Mostrando 1 - 25 de 122 productos

CALZADO

 

ZAPATILLAS MTB

Para practicar ciclismo de montaña hay que prepararse de forma exhaustiva. Cada detalle cuenta para obtener los mejores resultados, y es por eso que como no podía ser de otra manera, las zapatillas de Mountain Bike sean uno de los más importantes detalles a tener en cuenta cuando hablamos de MTB.

Un zapato específico para la bicicleta de montaña no sólo suele resultar cómodo de usar durante muchas horas, sino que también posee una serie de características en concreto, que nos harán mejorar nuestra experiencia sobre la bici en montaña.

¿Cómo es una zapatilla de MTB?

Antes de entrar en detalle, vamos a explicar de forma general cómo son las zapatillas de MTB para aquellos ciclistas más noveles o que acaban de comenzar a practicar esta modalidad de ciclismo. En primer lugar, resulta fundamental que no las confundamos con las zapatillas de ciclismo de carretera, por lo que debemos conocer la diferencia que existe entre éstas y unas zapatillas de MTB. Ésta diferencia fundamental que hace que no tengan la misma utilidad y por lo tanto cada una sea totalmente diferente a la otra, radica fundamentalmente en la suela y el sistema de tacos, que determinarán el tipo de pedales que se utilizan con cada una de ellas. En el caso que nos ocupa, las zapatillas de MTB, la clave general la encontramos fundamentalmente en la suela, ya que tiene los enganches a los que atornillar las calas de los pedales automáticos, normalmente, preparados para el sistema de doble tornillo.

En segundo lugar, es importante que conozcamos que el objetivo principal de estas zapatillas de MTB es pedalear con la mayor eficacia posible, por lo que las suelas son rígidas, de diferentes materiales en función de su uso, y con un acabado estratégicamente dispuesto para cuando andemos con ellas al bajarnos de la bicicleta. Pero es importante saber que no son zapatillas para andar mucho tiempo con ellas ya que pueden llegar a ser incómodas, aunque existirán algunas excepciones según la modalidad que practiquemos.

Las cubiertas y su diseño también varían en función del uso que les vamos a dar dentro de cada modalidad MTB, pero es importante destacar que la ventilación aquí, sí adquiere un papel importante en cualquiera de ellas. Eso sí, no podemos esperar encontrarnos una rejilla para ello, ya que debilitaría mucho la estructura de la cubierta y por lo tanto le haría perder eficacia. Lo habitual en este caso es que dispongan de zonas microperforadas o algunas partes con mallas, pero mucho más rígidas y gruesas que las de las zapatillas convencionales o de running.

Otra diferencia que las caracteriza es que la mayoría no tienen cordones, al menos en los modelos más comunes, ya que debido al extremo movimiento podrían engancharse con los platos o la cadena, aunque si los llevara, actualmente suelen ir tapados o guardados bajo velcros para que esto no ocurra. Los sistemas de cierre más habituales sin embargo, son los de rueda micrométrica tipo BOA, correa dentada con carraca, o velcros. Cuánto mejor sea el sistema utilizado, o más técnico su funcionamiento, más cara será la zapatilla. También puede resultarnos habitual incluso, que lleguemos a encontrarnos con modelos que utilicen dos de ellos para complementarse, por ejemplo una rueda micrométrica en la parte superior del empeine; buscando un mayor ajuste y sujeción de la zapatilla al pie, y un velcro en la inferior; para evitar presiones excesivas en los dedos y almohadillas de los pies.

 

Disciplina o tipo de MTB que se practica

Dentro de la modalidad MTB existen diferentes prácticas o usos que podemos darle a nuestra bici sobre la montaña, por lo que dependiendo de la disciplina BTT en concreto que practiquemos, deberemos elegir un tipo u otro de zapatilla ya que las características de cada modelo varían y se adaptan según los diferentes usos.

Una vez que conocemos el presupuesto del que disponemos para nuestra nueva adquisición, aspecto que como siempre, nos resulta fundamental, lo siguiente es, al igual que ocurre con las bicicletas, analizar el uso mayoritario que les vamos a dar. Y aunque en realidad cualquier zapatilla te valdrá para hacer MTB, no es recomendable un modelo de XC puro para hacer Enduro, o viceversa. De hecho, la configuración de unas zapatillas u otras difiere bastante según la modalidad que vayamos a practicar. Por lo tanto, según la categoría de Mountain Bike a que estén orientadas, los diferentes tipos de zapatillas para MTB podríamos englobarlas en las siguientes tres modalidades;

 

ZAPATILLAS DE XC:

Por un lado podemos hablar de zapatillas de XC, cuyas principales características son la rigidez de su suela, normalmente de fibra de carbono o similares, y el diseño de una horma más ajustada con una cubierta ventilada. Este tipo de zapatillas se asemeja bastante al de las zapatillas de carretera, puesto que también su objetivo consiste en ofrecer la máxima transmisión posible del pie al pedal. En este aspecto ayuda la rigidez de la suela que ofrece este tipo de zapatillas y que evita pérdidas energéticas.

Este tipo de calzado se caracteriza por ofrecer un buen ajuste al pie para conseguir esa mayor eficiencia de pedaleo, siendo este más seguro y aprovechando más la energía que transmitimos durante la pedalada. La cubierta suele ser de microfibra  fácil de limpiar, y con un grosor moderado. El objetivo es que abrace bien toda la estructura del pie sin puntos de presión excesiva pero sin zonas vacías y así toda la fuerza de la pedalada se transmita desde la suela. Son las mejores zapatillas para pedalear, pero las menos cómodas, al igual que cómo también ocurre con las de carretera.

Características:

  •          Suela bastante rígida, por lo tanto, no suelen resultar nada cómodas para caminar.
  •          Cierres tipo boa o carraca para conseguir una mayor sujeción y ajuste al pie.
  •          Confección en materiales ligeros (carbono, resina…).

 

ZAPATILLAS MTB SENDERISMO/ ENDURO

En el extremo opuesto encontramos las zapatillas de Enduro, que tienen una suela de goma de distinta densidad y con cierta flexibilidad para facilitar los tramos en los que hay que bajarse de la bicicleta. Este tipo de zapatillas se asemeja en algunos aspectos al calzado utilizado para la práctica del montañismo, por lo que al contrario de las anteriores, está adaptado para poder caminar durante algunos tramos.

Pero esta mayor flexibilidad tiene otro motivo, y es favorecer la comodidad tanto en la recepción de saltos, como en todos los movimientos del pie para esquivar obstáculos. Por lo tanto, la suela debe ser relativamente suave para ofrecer esta comodidad.

Precisamente por eso su cubierta es más voluminosa, de tejido reforzado y resistente para evitar de esta forma, que pueda ser dañada con los arañazos y golpes con los que pudiéramos encontrarnos a lo largo de nuestra ruta. También hay un pequeño refuerzo de goma en la parte delantera del pie en caso de impacto imprevisto.

El calzado MTB para Enduro suele ser  fácil de distinguir, puesto que a menudo nos podemos encontrar con modelos de caña desde medios a altos, a fin de proteger el maléolo. Las hay con la caña algo más elevada para proteger los tobillos de golpes y torceduras. Al ser más zapatillas más robustas, sí que es habitual encontrar sistemas de cierre por cordones, pero siempre complementados con un velcro o cubierta que los oculte para evitar enganchones.

Este tipo de suelas tienen tacos que nos permiten caminar con seguridad en terrenos húmedos. Principalmente hay 2 tipos de suelas: compatibles con los pedales automáticos (SPD) o con los pedales planos.

Características:

  •          Suela confeccionada en goma o resinas blandas, de distinta densidad y con cierta flexibilidad. 
  •          Comodidad y adaptabilidad al terreno ya que disponen de tacos, lo que nos permite caminar por la montaña incluso en condiciones más extremas.
  •          Cubierta más reforzada, voluminosa y resistente, apta para protegernos incluso hasta las zonas más altas, como los tobillos.
  •          Suelen ser más pesadas.

 

ZAPATILLAS PARA TRAIL/ ALL MOUNTAIN

Las zapatillas para Trail o All Mountain podríamos situarlas entre medias de todas las características que hemos comentado, aunque esta vez con una forma más cercana a unas zapatillas convencionales. Este tipo de zapatillas disponen de una suela algo más rígida que las de Enduro pero más flexible que las de XC, por si en algún momento en concreto tenemos que bajarnos de la bicicleta en un sendero.

Estas suelas están fabricadas con gomas de distinta densidad y con tacos, también de goma, menos rígidos que las de XC. Son zapatillas en las que el objetivo fundamental en cambio, es la comodidad, por lo que el rendimiento de la pedalada aunque es importante, no es primordial.

Tanto en las zapatillas de Enduro como en las de All Mountain también es muy importante que sujeten por completo nuestro pie, que no nos baile en su interior, y que quede totalmente ajustado. Esto se debe a que necesitamos de una mayor seguridad a la hora de saltar o tirar de los pedales para levantar la rueda trasera, gestos habituales en este tipo de modalidad.

Características:

  •          Suela rígida, algo más flexibles que las de XC, sin llegar serlo tanto como las de Enduro.
  •          Suela fabricada con gomas también de distinta densidad, y con tacos.
  •          Son cómodas, y nos aportan gran seguridad.

 

En definitiva, tener un buen par de zapatillas para el ciclismo de montaña es obvio, pero no siempre es igual de fácil encontrar las zapatillas MTB perfectas entre todos los modelos y marcas existentes.

 

Consejos para elegir unas zapatillas de MTB

Cuando nos enfrentamos a comprar unas zapatillas para montar en bici de montaña, a veces la gran variedad de modelos que hay en el mercado nos pueden llegar a volver locos. Hay muchos aspectos que debemos valorar antes de adquirir nuestras zapatillas de MTB nuevas, por lo que a continuación vamos a detallar algunas pautas para que nuestra decisión a la hora de elegir unas, nos resulte algo más fácil.

Uso o modalidad

Como ya sabemos es fundamental que nos detengamos a pensar en qué uso le vamos a dar a nuestras zapatillas; ya que no es lo mismo si vas a competir con ellas o si sólo las queremos para montar tranquilo los fines de semana. Una vez tengamos claro esto, nos detendremos ahora sí en la disciplina de MTB que habitualmente practiquemos, y de esta forma nos podremos centrar en un tipo de modelo en concreto.

Suela

Ahora que ya sabemos sobre qué modelo debemos investigar, necesitamos conocer qué tipo de suela debe de tener o cual resulta la más apropiada para nuestras zapatillas. Si lo nuestro es competir, necesitaremos una suela rígida para transferir toda la potencia a los pedales, o por el contrario, si eres de los que te gusta explorar y no te importa la velocidad, necesitarás de una suela más flexible porque ésta al menos te facilitará algo el caminar. Si lo que buscas es, competir en Enduro que necesitas transferir fuerza a los pedales y caminar en ocasiones, tendrás que buscar en cambio suelas que en este caso mantengan un equilibrio entre la rigidez, y la flexibilidad.

Horma

Debemos tener en cuenta, que cuánto más de competición sean unas zapatillas más justas te deben de quedar para no perder potencia en los pedales, en cambio si son más para uso lúdico serán más anchas y por lo tanto, algo más cómodas, sin dejar por supuesto de quedarnos seguras para que no se nos puedan llegar a salir con el movimiento.

Talla

La talla de la zapatilla irá en función de cada fabricante, no siempre se cumple la costumbre de elegir un número más al utilizado en el calzado de calle, ya que los tallajes que ofrece cada fabricante varían de unos a otros. Es importante que, cuando nos probemos las zapatillas, estemos seguros de su comodidad y de la talla, ya que en el caso de elegir una talla que nos va pequeña; nos provocará lesiones, normalmente tales, como rozaduras o enrojecimiento en las punteras de los dedos.

Si por el contrario elegimos una talla más grande que la que debemos utilizar, la sujeción del pie no será correcta y por lo tanto tampoco la pedalada será de la más eficiente.


Cierres

Actualmente existen tres diferentes tipos de cierre y ajuste de las zapatillas BTT, sin contar por supuesto con el clásico cierre de cordones, que cada vez más se está imponiendo, incluso en zapatillas de alta gama.

  •          Velcro:Este sistema es muy fácil y cómodo para su ajuste. Generalmente su durabilidad es bastante longeva y el mantenimiento mínimo. Suelen estar entre los precios más contenidos y ofrecen una sujeción media a nuestro pie.
  •          Carraca o cierres micrométricos: resulta ser un sistema muy utilizado ya que permite un mayor ajuste que los sistemas anteriores y no es tan caro como el BOA. Su cierre es muy eficiente, ya que transmitirás casi toda la potencia al pedal. Su fijación es inamovible, una vez fijado el cierre no se moverá de ese punto, aunque resulta algo aparatoso ya que está expuesto a enganchones con la maleza. Este sistema suele complementarse con otros, generalmente Velcro, para no elevar el precio ni el peso. Ofrecen un agarre mayor del pie.
  •          Sistema Boa: Es el más avanzado de los tres tipos y el más utilizado en los ambientes de la competición, su ajuste uniforme distribuye la presión sobre el pie, evita molestias y rozaduras. Hace que la transmisión de potencia al pedal sea casi total. No es un sistema muy pesado, ya que sus elementos son mínimos. Es rápido y preciso, pero necesita algo de mantenimiento. Por lo tanto su precio, resulta también el más elevado.


La sensación de pérdida de potencia es más que habitual si las zapatillas no están bien ajustadas, por ello es por lo que deberemos elegir bien los cierres de nuestras zapatillas ya que serán los que le darán la sujeción correcta a nuestro pie.

Caña

Debemos tener en cuenta que la caña de las zapatillas de MTB, la podemos encontrar en tres medidas; caña baja que te dejara el tobillo sin protección, media caña que te tapará y protegerá éste, y de caña alta que suelen llevarla las zapatillas de invierno. Cabe destacar en este aspecto, que con la evolución del enduro han aparecido algunos modelos que mezclan dos medidas de caña, media caña en la parte que da hacia la bici, la interior; y caña normal para el lado del exterior, de esta forma lograremos proteger mejor el tobillo de los golpes de nuestra bicicleta.

Climatología

Otro aspecto que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestras zapatillas, son los materiales y diseños de las zapatillas MTB ya que varían en función de las condiciones climatológicas para las que están diseñadas.

  •          Utilidad en épocas primaverales/ estivales: Se caracterizan por estar fabricadas en materiales transpirables y que permiten la evacuación del calor. Suelen ser más ligeras y se evitan los colores oscuros en la medida de lo posible.
  •          Utilidad en épocas invernales: Con frecuencia encontramos tejidos como el GoreTex, o el Windproof, entre otros, que nos permitirán un cierto aislamiento tanto de la humedad, como de las temperaturas bajas. Son diseños tipo bota o caña alta, con los que conseguiremos una mayor protección tanto de los golpes, como de las temperaturas extremas.

 

Extras

Siempre existirán algunos detalles que marquen la diferencia entre unas zapatillas y otras, por lo que todas las marcas según el modelo, suelen incorporar algún tipo de extras a sus zapatillas para que sean aún más técnicas o exclusivas, desde punteras y taloneras reforzadas para que las piedras no nos hagan daño, hasta materiales antibacterianos, o tejidos anti abrasivos, entre otros.

 

En definitiva, a la hora de comprar unas zapatillas de MTB hay algunos aspectos generales que tienes que tener en cuenta para valorar si nos convienen o no. 

 

Como último consejo o recomendación no nos podíamos despedir sin hacer mención alguna respecto a la limpieza de nuestras zapatillas ya que es una modalidad bastante extrema, por lo que nuestras zapatillas sufren bastante, y con las que lo menos que nos puede pasar es que lleguemos a casa sobre dos montañas de barro. Los zapatos que están hechos para el ciclismo no necesitan un tratamiento diferente al calzado que usamos a diario, sino que simplemente debemos tener en cuenta que tienden a oler bastante más rápido, algo obvio si nos fijamos en el destacado esfuerzo físico que realizamos con ellas, pero que pueden o deben ser cuidados tras cada uso, ventilándolos o usando un desodorante especial para zapatos de uso convencional.

En caso de que tengamos que limpiarlos, debemos saber que no nos quitará mucho tiempo, y que todo lo que tenemos que hacer es enjuagarlos con agua si están embarrados y posteriormente, usar un cepillo para limpiar las manchas que son un poco más resistentes. Si durante tu rodada se mojan mucho, debemos tratar de secarlos lo más rápido posible. La mejor manera de hacerlo es rellenándolos con toallas de papel o incluso con papel periódico. De la forma que sea, puesto que cada uno tenemos sus costumbres de lo que no nos podemos olvidar es de cuidarlas y mantenerlas, ya que esto supondrá alargar la vida de nuestras zapatillas.

 

Como veis las zapatillas son uno de los componentes más importantes a la hora de montar en bici, por lo que hay que dedicarle un poco de tiempo para elegir cuales son las que mejor van con nuestra manera de pedalear.