Sillitas Infantiles

Sillitas Infantiles

Hay 56 productos.

Sillitas para niños ideales para llevar a nuestros pequeños en bicicleta y transportarlos fácilmente

Mostrando 1 - 25 de 56 productos

SILLITAS INFANTILES

Cuando tu día a día rueda sobre una bici y estás acostumbrado a moverte con ella por la ciudad, desde el momento en que tienes a tú bebé ya sabes que vas a acabar comprando una silla para ellos. Bien porque la necesites como medio de transporte o bien porque te haga ilusión compartir ese deporte que tanto te gusta con tu hijo,  una sillita infantil será lo mejor para ellos y la opción más segura; por lo que a continuación te ofrecemos algunos consejos a tener en cuenta si estás pensando en hacerte con una de ellas.

Ventajas de las sillitas infantiles

La principal y fundamental ventaja que nos ofrece este complemento de transporte es que nos encontramos ante la única opción legal que existe a día de hoy para poder llevar a un niño contigo de forma segura sobre nuestra bicicleta. Podríamos decir que otra de las ventajas que conlleva es que su larga duración suele rentabilizar su precio, ya que la puedes usar desde que el bebé mantiene la cabeza erguida, hasta que nuestros pequeños ya decidan ir por su cuenta o incluso ya sean demasiado grandes para su uso.

Silla delantera o trasera

Colocar nuestra sillita delante es lo mejor si el niño es pequeño para tenerlo controlado, o bien si se quiere interactuar mejor con él. Pero por el contrario, cuando llegue el frio del invierno el niño va a recibir la mayor parte de éste al situarlo en esta posición, por lo que en este caso esta opción ya dejaría de ser recomendable.

Ir en cambio situado por detrás de nosotros, es lo más seguro respecto a la posibilidad que siempre existe de poder sufrir algún tipo de caída. Además, la silla resulta más fácil de instalar y el pedaleo para ti es más cómodo. Tal y como ocurre de la forma anterior, en este caso no tenemos por consiguiente una visión constante de nuestro pequeño, pero esto podría quedar solucionado ya que como sabemos existe la posibilidad de colocar un retrovisor en nuestra bici.

Comprobar si tu bici está preparada

Las sillas traseras normalmente se acoplan al trasportín o al tubo del sillín, y es por ello por lo que en una bici de carbono o de otro material, difícilmente podrás acoplarla si el tubo donde sujetas es de sección cuadrada o triangular. Esto mismo sucede con las bicis plegables, ya que en este caso puede molestar al pedalear o que la bici no aguante el peso de los dos, por lo que habría que mirar muy bien la silla más adecuada para poder acoplarla sin ningún tipo de problema.

Por otro lado, debemos de tener en cuenta que las sillas delanteras no son compatibles con manillares de cuernos, y que normalmente debemos de tener una precaución extra ya que una vez que la tengamos instalada, a nuestro pequeño podría colársele un pie por los radios, o en el caso de tener un sillín de muelles también podría meter los deditos, por lo que debemos barajar alguna solución y tener en cuenta estos posibles incidentes. Normalmente los fabricantes ya lo hacen, y las bicis buenas llevan protegidas estas zonas, o bien suelen llevar algún tipo de suplementos para evitar que sucedan estos imprevistos.

Puntos a tener en cuenta que nos ayudaran a decidirnos

– Si te decides a comprar una silla para tu primer hijo, no dudes en comprarla de calidad, ante todo por seguridad, y porque suele ser habitual que después de todo pase a heredarse por algún otro miembro de la familia por lo que debe de estar en perfectas condiciones. Y si se desmonta y se puede lavar, mejor.

 Debemos tener en cuenta que para nuestra visibilidad y por razones de obligatorio cumplimiento, es muy importante que la parte trasera tenga reflectantes y la posibilidad de montarle una luz.

 El arnés o cinturón de nuestra sillita debe tener un sistema de apertura seguro, con lo que evitaríamos que nuestro bebé pueda soltarse por él mismo.

 Es recomendable que tenga unos reposabrazos ya que de esta manera evitará que el niño saque sus manos fuera y al alcance de muelles o radios.

 Por último, es importante que el respaldo de nuestra silla le permita al pequeño llevar el casco de una forma natural y cómoda. Y recuerda, por legalidad y sensatez siempre siempre nuestros pequeños deberán ir acompañados de un buen casco, ligero y adecuado a su edad.