Platos

Platos

Hay 160 productos.

Platos para bicicletas de montaña y carretera, donde podrás elegir entre todas las medias del mercado.

Los platos de bicicleta ¿Qué son?

Los platos de bicicleta son un componente de las bielas de tu bicicleta. Los platos vienen fijos a la araña de la biela y pueden estar sujetos a las bielas de dos maneras, o soldados directamente a la araña de la biela, o bien sujetos con los tornillos del plato a los orificios específicos de montaje de los brazos de la araña, que dependiendo del tipo de biela o marca, tendrán una medida específica u otra. El principal funcionamiento de los platos es que, engranan la cadena de la bicicleta para transmitir la potencia del pedaleo hasta la rueda motriz.

Tipos de platos de bicicleta

Cada tipo de plato de bicicleta, utiliza un diseño de perfil circular u ovalado con “dientes” que se enganchan a los eslabones de la cadena haciendo con el movimiento del pedaleo que la bicicleta avance. La fabricación de los platos suele ser principalmente de aluminio debido a su ligereza y durabilidad, ya que, suele ser un componente de la bicicleta que sufre mayor desgaste, aunque también pueden estar elaborados con otros materiales como el acero, el titanio o la fibra de carbono, siendo estos últimos los menos comunes.

Materiales de los platos de bicicleta

Los platos para bicicleta de calidad, te permite utilizar tu propia energía al pedalear de forma eficiente. Los materiales empleados en la fabricación de los platos es fundamental, pues tienen que ser capaces de soportar las fuerzas de tensión provocadas entre la cadena y el plato por el pedaleo constante. El aluminio y el acero son las opciones más utilizadas por tener la mejor relación entre resistencia, peso y precio. El carbono y el titanio son dos materiales menos habituales, pero que también se pueden utilizar en su elaboración, aunque sus costes son más elevados y su desgaste mayor.

Los platos de montaña, suelen ser más pequeños que los de carretera y tener una mayor pronunciación en los dientes, ya que, es necesario un mayor agarre de la cadena al pedalear, pero también suelen tener mayor desgaste debido al terreno y la fuerza que se ejerce sobre ellos. Para saber si es hora de cambiar los platos de tu bicicleta, debes observar estos dientes, que se vuelven más puntiagudos y el cambio de marchas de tu bicicleta se vuelve menos preciso al cambiar. Un buen mantenimiento y engrase de la cadena, hará que tus platos tengan mayor durabilidad.