Herramientas

Hay 167 productos.

Herramientas para bicicletas para uso de taller o personal y mantener nuestra bicicleta en perfecto estado.

Mostrando 1 - 25 de 167 productos

Empieza por un kit de herramientas basico para tu bicicleta

Os habrá pasado alguna vez que si empezamos a mirar herramienta por herramienta, el presupuesto se nos va de las manos. Comprar herramientas sueltas, por supuesto siempre de calidad, es algo caro por lo que siempre recomendamos buscar algún kit con las herramientas más básicas o un tipo de maletín, y con el tiempo ir mejorándolo. De esta manera a parte de personalizarlo acorde con los usos y cuidamos que le suelas dar a tu bici, saldrá infinitamente más barato.

Tipos de herramientas que puedes necesitar para tu bicicleta

Las herramientas que no deberían faltar en tu maletín son algunas como las siguientes:

Llaves Allen

Seguramente sea esta la herramienta más utilizada en el mundo de la mecánica de nuestra bicicleta. Este tipo de llaves son muy útiles y generales, ya que se usan para la gran mayoría de tornillos que componen nuestra bicicleta. Muy recomendable sería disponer de un juego completo de llaves Allen, entre las medidas 1,5 mm a la 10 mm, y si puede ser que uno de sus extremos contenga la forma de una bola para poder utilizarlas en sitios de difícil acceso.

Llaves Torx

Las llaves Torx son muy similares a las llaves Allen, simplemente se diferencian en la forma de su cabezal ya que éstas en vez de ser hexagonal tienen una estrella de 6 puntas. Se suelen usar sobre componentes que necesiten un índice de apriete más elevado como pueden ser discos de freno, platos, ejes de bicicletas de doble suspensión, etc… Al igual que las Allen es recomendable tener un juego completo de llaves, desde las medidas T10 a T50.

Destornilladores planos y de estrella

Estos destornilladores de toda la vida, es otra de las herramientas que no nos puede faltar. Y si ya disponemos de ellos, con la punta imantada será lo ideal, aunque cada vez los utilicemos menos, pero nos resultarán fundamentales en este caso para ajustar tanto el cambio trasero como el desviador, apretar la cabeza de algún radio desde la llanta, etc…

Llaves fijas e inglesa

Este tipo de llaves nos servirán para realizar múltiples tareas, desde apretar o instalar unos pedales, hasta ajustar los bujes (sólo en algunos modelos) o desmontar algunos de los amortiguadores actuales. Preferiblemente, si puedes escoger, es interesante que sean de perfil fino, ya que facilitará bastante su uso a la hora de utilizarlas en zonas estrechas. Las medidas más comunes que se suelen usar en las bicicletas son las de 13, 14, 15, 16, 17, 18 y 19 mm.

Para completar este juego de herramientas no podía faltar la clásica llave inglesa, que además de servirte para apretar el núcleo del cassette, complementará el resto de medidas a las que no alcances con las fijas.

Alicates de agarre y de corte

Estos dos tipos de alicates son esenciales en nuestro taller casero. El alicate de corte nos permitirá, por ejemplo cortar con precisión los cables, camisas de los cambios o latiguillos de freno. Sin embargo, el genérico lo podremos utilizar para tensar cables o realizar otra gran multitud de tareas de agarre.

Extractor de cassette y llave de cadena

Éstas en cambio, son herramientas para un uso más específico. Si tienes pensado hacer tareas de extracción del cassette o mantenimiento del núcleo, serán estas las herramientas que nos resultarán indispensables en nuestro maletín.

Llave de eje de pedalier

Otra herramienta de uso específico que necesitaremos para el eje del pedalier, no podía ser otra que la que ocupa ese mismo nombre. Y al igual que ocurre con el extractor de cassette, existen varios tipos de llave según el fabricante de que se trate, por lo que hay que tener claro cuál es la que utiliza nuestra bicicleta.

Este es uno de los puntos críticos de nuestra bici, así que atención a su mantenimiento.

Indicador de desgaste de cadena

No es una de esas herramientas de obligatoria adquisición, pero dada su utilidad, siempre es interesante hacerse con una de ellas. Como su propio nombre indica, esta simple herramienta nos indicará como de desgastada esta nuestra cadena y  si es necesaria su sustitución. Una cadena en mal estado puede causarnos un desgaste prematuro de piñones y platos, por lo que es fundamental no olvidarnos de su cuidado o mantenimiento.

Tronchacadenas

Esta es otra herramienta que se hace imprescindible si queremos realizar nosotros mismos tareas de mantenimiento. Con ella podremos realizar algunas de las funciones relacionadas con reparar, quitar o sustituir dicha cadena. En este caso existen modelos universales que sirven para casi cualquier cadena por lo que no debemos tener problema en hacernos con una de ellas. Sino siempre podremos acercarnos a nuestro taller de confianza para que allí mismo nos hagan un mantenimiento y revisión de la misma.

Llave de radios

Esta llave se utiliza para el centrado o alineamiento de las llantas. Aquí estamos en terreno arenoso, ya que si no sabes muy bien el proceso de centrado, puedes dejar la rueda peor de lo que estaba. Las principales medidas usadas en el mercado son: 0 (3.23mm), 1 (3.30mm), 2 (3.45mm), 3 (3.96mm). Al igual que ocurre con otras herramientas, algunos fabricantes utilizan radios y cabezas de radio con perfiles especiales por lo que necesitarás las llaves propias de cada marca, aunque no será algo fundamental que debamos tener siempre en nuestro taller, ya que como sucede anteriormente siempre podremos acudir para determinadas tareas más complejas a nuestros profesionales.

Martillo y maza de nylon

En otras ocasiones necesitaremos de algo de “fuerza bruta” para sacar alguna pieza de su lugar, y es por ello por lo que no viene mal ayudarse de este tipo de herramienta que suele ser bastante habitual y que podemos encontrar en casi cualquier caja de herramientas. En esos casos lo ideal es contar como complemento al martillo de toda la vida, con la ayuda de una maza de nylon preferiblemente, ya que ésta no nos dejará huella o marcará las piezas tras su uso debido a la protección que proporciona al golpe.

Llave dinamométrica

Una llave dinamométrica no es imprescindible, pero como ocurre en otras ocasiones sí que resulta muy recomendable. Con esta llave podremos dar el par de apriete necesario a los componentes de nuestra bicicleta sin miedo a pasarnos. En piezas de carbono por ejemplo, donde el riesgo de pasarnos de este par de apriete y dañar la pieza, suele ser relativamente fácil, disponer de un tipo de llave como esta nos puede resultar incluso un seguro de vida.

Cepillos de limpieza

Aparte del ajuste, el mantenimiento y cuidados que le resulta necesario a nuestra bicicleta la limpieza de la misma también es algo fundamental que ayudará a alargar la vida útil de los componentes de la misma. Antes de engrasar y lubricar nuestra bicicleta es indispensable realizar una buena limpieza. Para realizarla con algo más de profundidad nos serán de gran ayuda hacernos con unos cepillos para quitar la suciedad y llegar a lugares a los que no podrías acceder de otra forma.