Guantes

Guantes

Hay 61 productos.

Guantes de ciclismo para todos los climas y estilos, desde guantes de ciclismo para carretera hasta guantes de descenso.

GUANTES

¿Consideras importante invertir tiempo y dinero en la búsqueda de unos guantes de ciclismo adecuados? Si es así, vamos a desvelarte algunas de las causas por las que debes prestar especial atención a cómo elegir unos buenos guantes de ciclismo que se adapten a tus características concretas. Podemos decir que unos guantes para ciclismo son tan esenciales como un buen par de zapatillas o una buena chaqueta, pero si tú eres de los que no les interesa la indumentaria para el ciclismo, también existen otras razones de peso por las que deberías usarlos mientras conduces tu bicicleta.

Los guantes no sólo son un complemento de nuestra indumentaria ciclista, el uso de estos cumple varias funciones.

 

¿Para qué sirven los guantes de ciclismo?

No sólo podríamos quedarnos con una razón principal para tener en cuenta el uso de guantes, sino que  existen varias de ellas a destacar, algunas tan importantes como que su uso nos proporcionará un mejor agarre y control del manillar, una amortiguación adicional gracias a los modelos con inserciones acolchadas de gel u otros materiales que  absorben las rutinarias vibraciones del camino, y en caso de caída o colisión, evitarán que por lo menos nuestras manos no se despellejen, especialmente en disciplinas MTB donde suelen ser más habituales este tipo de caídas.

Además de ser una prenda indispensable que nos brindará comodidad durante nuestras largas rutas en bicicleta, los guantes para ciclismo nos librarán de las molestas palmas sudorosas, evitando que el sudor haga resbalar nuestras manos sobre el manillar de nuestra bici, nos ayudarán a disminuir el habitual entumecimiento de las mismas, e incluso nos pueden resultar un buen ‘absorbente’ en aquellos días en que esa nariz mocosa nos ataca, sobre todo en esas rutas frías. Sin duda podríamos decir que el adecuado uso de guantes es uno de los grandes aliados de cualquier ciclista que no se conforme sólo con dar un paseo por la ciudad, ya que como hemos comentado hay muchas, y muy buenas razones para su uso.

Elegir los guantes adecuados para ti, dependerá del tipo de ciclismo que suelas practicar y de las condiciones climatológicas habituales con las que te suelas enfrentar. Pero además será bueno que tengas en cuenta tus prioridades, de acuerdo al tipo de conducción y el nivel de protección que estés buscando. Es por ello por lo que los principales factores que los diseñadores tienen en cuenta al fabricar los diferentes tipos de guantes son: la transpiración, la absorción, la protección, la resistencia al agua, el agarre y la facilidad con la que mantengan o disipen el calor.

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir unos buenos guantes para bici?

En primer lugar debemos prestar atención a que tipo de ciclismo solemos practicar, ya que según el tipo de disciplina que vayamos a desarrollar, deberemos utilizar un tipo u otro de guantes. En el caso del ciclismo de carretera, utilizaremos guantes más ligeros, largos y confeccionados en tejidos frescos y ventilados que nos permitan una buena adaptación a las diferentes posiciones que alcanzan nuestras manos en el manillar durante nuestro recorrido.

Si nuestra modalidad en cambio es el MTB, los guantes que suelen usarse incorporan más protección, tanto en la cara externa como en la interna. En este caso hay que tener en cuenta que nuestras manos aguantan mayores agresiones (golpes contra ramas, mayor posibilidad de caída…), por tanto, serán un tipo de guante con un tejido más resistente que el de carretera. Estos guantes ofrecen un mayor nivel de protección en las manos contra impactos. Gracias al uso de materiales más resistentes y blindajes en ciertas zonas a base de plásticos moldeados e incluso fibra de carbono por lo que son más efectivos para la protección del ciclista.

 

Otra de las características fundamentales que debemos tener en cuenta a la hora de elegir adecuadamente unos guantes, suelen ser la climatología y temperaturas habituales en las que solemos practicar nuestro deporte. Dependiendo de para que época del año queramos los guantes, debemos elegir entre unos guantes cortos que incorporen un buen sistema de ventilación para su uso en épocas estivales o veraniegas, de más calor. Estos guantes clásicos de verano incluyen una almohadilla en la palma y normalmente un recubrimiento de cuero en la parte posterior, mientras que las versiones más modernas pueden usar piel u otros materiales sintéticos en esta zona, respaldada por un material liviano pero transpirable que absorbe la humedad con el fin de aumentar la comodidad y al mismo tiempo mantener la frescura. El cierre con velcro o elástico es en gran medida una cuestión de preferencia del ciclista, mientras que otra característica común es una toalla o microfibra de toalla en la parte posterior del guante para limpiar el sudor u otros fluidos corporales.

O por el contrario, en el caso de necesitar unos guantes para épocas de más frío, será necesario buscar otro tipo de guantes que nos permitan mantener una temperatura confortable en nuestras manos. Su fabricación incluye diseños que responden a los diferentes grados de protección al frío, respondiendo a la necesidad de mayor o menor recubrimiento dependiendo de la intensidad del frío en la que los utilizarás. La versión más común es aquella que se hace con neopreno, y generalmente están fabricados con una variedad de capas de las cuales una, es una membrana micro porosa diseñada para mantener el agua y el frío alejado, pero permitiendo que tus manos respiren.

 

Tipos de guantes

Una vez  tenidos en cuenta estos dos importantísimos factores analizados que harán que nos vayamos haciendo una idea aproximada de qué tipo de guante se ajustan más a nuestras necesidades, debemos conocer también otros aspectos más concretos o aquellos detalles, que harán que podamos finalmente decantarnos de forma definitiva por unos u otros.

Según el nivel de protección; existen diferentes guantes que ofrecerán distintos niveles de protección, algunos suelen proteger las palmas en caso de caída, y otros pueden llegar más allá y contar con refuerzos adicionales o incluso paneles rígidos que no sólo nos protegerán de esa parte, sino de la mano al completo.

Según el material de fabricación; Este aspecto es importante, ya que, del material de fabricación dependerá el grado de adaptación climatológica, así como la durabilidad de los guantes. Algunos materiales naturales como el cuero, ofrecen una gran resistencia frente a la presión, acción del sudor, roces… Se trata de un material suave, elástico y con capacidad de absorción de la humedad. En cambio también podemos encontrarnos con materiales artificiales, con un tacto más agradable y mayor capacidad de agarre para nuestra bici. Estos detalles a la par de ser un detalle importante harán que el precio de nuestros guantes varíe según los materiales elegidos para su fabricación.

Según el tipo de agarre;  es habitual que en la mayoría de los guantes para ciclistas existan reforzamientos en la zona de la palma de nuestra mano, que puedan ser de cuero o fibras sintéticas para que mejoren sustancialmente el agarre de éstas al manillar. Entre tanto algunos otros diseños llevan incorporados también remates adicionales de silicona en las zonas que tendrán mayor contacto con las palancas de freno y los cambios de velocidades.

Según su transpirabilidad; es importante que tengamos en cuenta el tejido de que estén hechos los guantes que vayamos a adquirir, ya que según éste nos permitirá que el vapor de agua escape o no. Las telas con mayor transpirabilidad suelen ser las más recomendadas ya que mantienen tu piel seca y a una temperatura óptima, lo que favorecerá una mayor comodidad en el uso.

Según su resistencia al agua o impermeabilidad; algunos modelos pueden ser fabricados con secciones de tela impermeable que nos ayudarán a mantener las manos secas en climas lluviosos, lo cual será un factor ideal a tener en cuenta por aquellos ciclistas que estén acostumbrados a este tipo de climatología. Sin embargo por el contrario nos puede afectar a la transpirabilidad de la tela  por lo que dejarían de ser recomendables para todos los climas.

Según la protección de los dedos;  podemos encontrar guantes cortos, donde los dedos quedan al descubierto, o guantes largos, que ofrecen su protección. La diferencia entre estos modelos radica principalmente en el nivel de protección que nos ofrecen, pues ambos cuentan con modelos que son aptos para climas cálidos. Pero, teniendo como diferencias que los guantes de dedos cortos si bien protegen las palmas en casos de caídas, ofrecen mayor sujeción y un manejo más seguro, por el otro lado, los guantes con dedo completo cuentan con mayores zonas reforzadas.

Según el tipo de cierre; Normalmente podemos encontrar dos sistemas para cerrar y ajustar los guantes a nuestras manos. El primero es el cierre de velcro, que aparte de ser el más práctico, es el que mayor capacidad de ajuste nos proporciona, por lo que suelen ser los más recomendados. El segundo sistema en cambio, es el que incorporan los guantes fabricados con fibras sintéticas que, al ser elásticas, permiten ajustar directamente el guante al colocarlo en nuestras manos. El inconveniente en este caso suele ser que al no llevar cierre, con las manos húmedas o mojadas, aparecen ciertas dificultades para sacarnos o meternos el guante.

Según adaptabilidad o no a nuestro Smartphone; ¿a que esto no te lo imaginabas? Pues efectivamente existen un tipo de guantes con función táctil que están fabricados en parte del dedo o incluso en la totalidad de la mano, con una tela que simula las propiedades de la piel. Este tipo de recubrimiento es ideal para los ciclistas que suelen hacer uso de sus redes mientras disfrutan de sus rutas, ya que les permitirá hacer uso de su Smartphone sin necesidad de tenérselos que quitar. Algo que debido al uso que cada vez más se le está dando a nuestros teléfonos suele resultar bastante molesto, y que de esta forma podría quedar resuelto.

 

Como ya vemos existen soluciones para todo tipo de gustos, necesidades y preferencias. En cambio también existen otras características o pequeños detalles a tener en cuenta que digamos que son aspectos complementarios a nuestra elección. Como ejemplo tendríamos la solapa; que se trata de una pequeña pieza de ropa que nos permitirá tirar de ella para ayudarnos a colocar o ajustar mejor nuestros guantes. Otra característica podría ser que dispongan de material reflectante, lo cual nos resultará indispensable o nos ayudará bastante para hacernos aún más visibles durante la noche. Los protectores de nudillo o protección  en la palma de la mano, es también otro aspecto a destacar, ya que el disponer de buenas protecciones en las palmas de las manos nos permitirá una posición confortable y cómoda durante nuestras rutas, reduciendo a su vez el exceso de presión en nervios o vasos sanguíneos, con el consecuente adormecimiento. Podemos encontrar en este caso, dos tipos de protecciones según el material de fabricación; de espuma. Se trata de un material duradero, aunque con el uso prolongado sus fibras se van apelmazando, perdiendo capacidad de absorción y disminuyendo la comodidad que ofrece. O de gel; en este caso estamos ante un material con una alta capacidad de absorción, resistente al uso prolongado, y que nos permite mantener su forma y comodidad que ofrece, desde un principio. Por último resaltar la posibilidad que también existe  de que nuestros guantes lleven incorporados insertos de toallacolocados en la parte superior del dedo pulgar, que nos permitirán o facilitarán limpiar y secar el sudor con nuestras propias manos.

A modo de conclusión podemos decir que no hay detalle que se nos escape a la hora de elegir o poder encontrar los guantes que más se asemejen a nuestras preferencias, por lo que una vez que tengamos claro que tipo de guante vamos a utilizar, ya sabemos que también podemos encontrar detalles o complementos que no imaginábamos y que nos podrán facilitar muchísimo la vida sobre nuestra bicicleta