Gel y barritas

Hay 23 productos.

Productos para la nutrición deportiva en el ciclismo, con las marcas más reconocidas del mercado y con un amplio catálogo de producto para todas las fases del entrenamiento y la competición.

Mostrando 1 - 23 de 23 productos

GEL Y BARRITAS

 

Comer en movimiento es algo que aunque nos pueda resultar extraño, también tenemos que entrenarlo. ¿Entrenarlo? ¡¡Pues si!! Para que en carrera, nuestro organismo aprenda a “pedirnos alimentos” y así sepamos detectar ese momento ideal que de nuevo nos inunde de energía, debemos ser capaces de reconocer ese momento por haberlo vivido antes en nuestros entrenamientos diarios. Nuestra obligación en ese aspecto es hacerlo sencillo e intuitivo, es decir, normalizarlo, y dentro de esa ingesta saber distinguir cuándo es más oportuna una textura u otra (más sólida, más densa o más líquida).

Existen varias maneras de “llenar el depósito” cuando montamos en bicicleta, y las barritas y los geles son los suplementos que más se han popularizado debido a su práctico formato que nos permite ingerirlos sin necesidad ni tan siquiera, de soltarnos de una mano.

GELES ENERGÉTICOS

Los geles son el suplemento energético estrella para aquellos que practican ejercicios de alta resistencia, como el ciclismo.Los geles energéticos son productos que no sólo consiguen dar la energía necesaria en esfuerzos de resistencia, sino prevenir molestias musculares, o acelerar una recuperación tras un ejercicio intenso entre otros tantos usos.

Normalmente los geles para deportistas se comercializan en unos pequeños sobres con “abre-fácil” que contienen entorno a unos 20 a 25 gramos de hidratos de carbono, una dosis adecuada para consumir durante el ejercicio cada 20 – 45 minutos aproximadamente. Esta cantidad recomendada  en gramos de carbohidratos por gel energético, nos sirven como fuente de energía que luego utilizará el cerebro y nuestros músculos como combustible durante el ejercicio.

Cada marca deportiva contiene su propia combinación y proporción de estos hidratos de carbono. Normalmente suelen contener al menos dos tipos de hidratos de carbono con distintos transportadores intestinales, cuyo objetivo fundamental consiste en aumentar el ritmo de absorción de estos hidratos.

Estos geles energéticos tienen una textura gelatinosa aunque poco densa, prácticamente son bombas concentradas de hidratos de carbono que proporcionan energía rápida. Son fáciles de tomar en carrera, pues suelen venir un poco diluidos en agua para que sea fácil tragar durante el ejercicio sin necesidad de echar pie al suelo. Algunos incluso pueden llegar a ser tan líquidos que es como si estuvieses bebiendo agua o una bebida isotónica. Están compuestos principalmente por carbohidratos de rápida absorción y liberación de energía rápida o lenta. También suelen contener sales o electrolitos y/o algunos estimulantes como la cafeína.

 

BARRITAS ENERGÉTICAS

Una barrita energética de calidad puede convertirse en tu mejor solución en entrenamientos de larga duración por su alto valor energético. Aportan una gran cantidad de calorías en un tamaño bastante reducido y cómodo de trasportar, por lo que pueden ser realmente útiles para complementar nuestra práctica ciclista. Estas barritas nos aportan algunas ventajas tan destacadas como las siguientes;

  •   Favorecen la recuperación de las reservas de glucógeno tras un largo e intenso entrenamiento.
  •   Su ingesta nos ayuda a frenar el catabolismo muscular post entreno.
  •   Y suponen una fuente energética, en ciertos casos necesaria, durante nuestra actividad deportiva.

No todas las barritas energéticas son iguales, y aunque el principal macronutriente que las componen son los carbohidratos, pueden incluir también cientos de ingredientes diferentes, como cereales; que son la principal fuente de hidratos de carbono. El más popular es la avena, y existen barritas que se elaboran exclusivamente con ella. O algunas otras que incluyen otros ingredientes tales como frutos secos, proteínas y aminoácidos o incluso existen barritas veganas o sin alérgenos, como el gluten o la lactosa.

Sin embargo, la fórmula como ya sabemos, independientemente del sabor o los ingredientes con los que se complemente, lo que nos debe aportar principalmente son hidratos de carbono de alto índice glucémico como la glucosa, sacarosa y maltodextrinas. Aunque también puede incluir otros azúcares simples e ingredientes como los aminoácidos ramificados (BCAAS), Glutamina, Taurina, Vitaminas y Minerales (Magnesio, Zinc, Sodio), Cafeína, etc., para adaptarse de esta forma a las distintas condiciones del entrenamiento y competición, tales como la duración, intensidad y temperatura.

En este aspecto, algunas de las principales asociaciones de Medicina Deportiva, como la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMEDE), coinciden en afirmar que se produce un beneficio sobre el rendimiento cuando se utilizan hidratos de carbono (30 a 60gr/h) durante los esfuerzos prolongados de más de una hora de duración. Y recomienda que la ingesta de hidratos de carbono o carbohidratos debe comenzar al poco del inicio del ejercicio e ir consumiéndose en intervalos de 15 a 20 minutos en lugar de tomar una cantidad elevada a las 2 horas.

 

Ambos suplementos deportivos, geles y barritas, pueden contener perfectamente estos ingredientes en las proporciones adecuadas y por lo tanto aportar lo que necesitamos.

 

 

¿Existen diferencias entre barritas o geles?

 

La principal diferencia podemos encontrarla en que el gel es un formato semilíquido y no necesita masticación, y por el contrario la barrita sí es necesario masticarla para su deglución.Nunca tomes un gel o barrita en una carrera o marcha sin haberlo probado antes en un entrenamiento, por lo que deberemos buscar en este caso barritas, que la masticación sea fácil, y que no se adhiera en los dientes para que no nos resulte una complicada masticación, y una asfixiante deglución.

Parece extendida la idea de que la barrita por ser sólida (masticable) es más alimento en carrera que un gel. Nada más lejos de la realidad, ya que como hemos visto, ambas nos van a ofrecer un aporte calórico e ingredientes similares. Sin embargo, sí que podemos hacer unas algunas diferenciaciones en el momento de su consumo:

  •          En momentos de alta intensidad tal vez nos interese ingerir un gel junto con un poco de agua para obtener ese impulso energético en periodos clave o concretos de nuestra carrera. Por otro lado, con intensidades más bajas, podríamos utilizar barritas, que gracias al proceso de masticación conectará con nuestro cerebro para dar señal de saciedad.
  •          Las barritas energéticas sin embargo, están más recomendadas para los esfuerzos de larga duración ya que refuerzan la acción de las bebidas y geles y evitan la sensación de estómago vacío que puede aparecer si los aportes calóricos son sólo líquidos. Es conveniente trocearla en pequeños trozos e ingerirlos a intervalos regulares, masticándolos bien para una correcta asimilación y digestión, incluso puedes ingerirlas con un poco de agua. Como pauta general, se recomienda tomar una barrita cada 1 hora y media, o 2 horas de ejercicio. 

En conclusión, podríamos decir que una textura más líquida o más sólida no es la clave que determina si una opción es mejor que la otra. Si ambas presentaciones están formuladas correctamente, seremos nosotros mismos los que tomaremos la decisión más idónea en función de nuestras preferencias, gustos u objetivos. Nuestra recomendación es que combinéis ambos formatos cada hora de entrenamiento y/o carrera y obtengáis ingestas ideales y combinaciones personalizadas como por ejemplo; gel-gel, barrita-gel, barrita-barrita…según nuestras preferencias o rutinas a las que estemos acostumbrados.

Y recuerda, disfrutad no sólo del entrenamiento en bici, sino que debéis hacer lo mismo con vuestro entrenamiento calórico o “momento de ingesta de nutrientes”.

 

Algunos consejos a la hora de elegir y comer nuestros geles o barritas

 

Ya que hablamos de recomendaciones, como primer consejo que debemos tener en cuenta tras el consumo de un gel o barrita, es que debe ir acompañado de agua, para favorecer tanto su deglución como para facilitar la asimilación a nivel digestivo.Para favorecer esta asimilación de nutrientes y evitar esos problemas gastrointestinales, se podrá acompañar no sólo con agua, sino también con cualquier otra bebida isotónica, que no sea energética. En el caso de ingerir geles, incluso podremos disolver el contenido del mismo en un bidón de agua, lo cual no nos resultará mala idea si se nos hacen demasiado empalagosos. La relación idónea hidratos-líquido es de 1:10; es decir, un gel energético que contiene 25 gramos de hidratos deberíamos acompañarlo de unos 250 ml de líquido.

La clave fundamental en los geles o barritas energéticas como ya sabemos son los hidratos de carbono que nos aportan -también llamados carbohidratos o glúcidos- y para maximizar los efectos bene­ficiosos de los geles debemos saber que lo óptimo es proporcionar unos 60 g de hidratos de carbono por cada hora de esfuerzo, por lo que recomendamos calcular cuántos geles debemos tomar para cubrir nuestras necesidades, antes de comenzar nuestra ruta o entreno. Dentro de los diferentes hidratos de carbono, deberemos tener en cuenta que el más habitual o recomendado suele ser la glucosa, ya que es el que más rápido se absorbe y, por lo tanto, el que llegará antes al músculo.

También debemos conocer que algunos geles incluyen minerales como el sodio, potasio, magnesio... y aunque no son estrictamente necesarios, no están de más, especialmente el sodio, el mineral que más se pierde con la sudoración y cuyo dé­ficit puede suponer una merma en el rendimiento.Tampoco se ha podido demostrar que tomar aminoácidos rami­ficados -BCAAs- ayude a retrasar la fatiga. Pero parece que pueden ayudarnos a recuperar mejor en este caso, una vez terminamos la ruta. En ese aspecto, pueden resultarnos interesantes cuando encadenamos varios días de entrenamiento muy exigentes o en pruebas por etapas.

Es muy importante que nunca tomemos un gel o una barrita en una carrera o marcha, sin haberlo probado antes en un entrenamiento. Puede que no nos siente bien en el estómago, y debamos programar una vuelta a casa antes de tiempo.Por lo tanto, debemos probarlas previamente en entrenamientos largos y comprobar que nuestro estómago las asimila bien, y nos ofrecen el plus de energía y/o reposición que necesitamos. Si sufres con facilidad molestias gastrointestinales, elije preferiblemente los geles isotónicos.

A la hora de elegir nuestro producto es muy importante que nos resulte agradable el sabor. Para ello no tendremos problema en poder elegir entre el que más nos guste ya que los fabricantes suelen ofrecer multitud de opciones. Y recuerda que concretamente en competición o en días o climas de calor extremo, no resulta para nada recomendable incluir barritas con coberturas, especialmente de chocolate, ya que pueden derretirse o deteriorarse con el paso de las horas y resultarnos algo molesto.

En el mercado existen también muchos geles que en esta ocasión lo que incluyen es cafeína u otros estimulantes, ¿merecen la pena?. Debemos tener en cuenta que para que el organismo no se habitúe a estos estimulantes y mantener su efecto beneficioso, deberíamos usarlos sólo en aquellos días de entrenamiento muy duros o en competiciones y marchas de muy alta intensidad, y usar por el contrario geles “sin cafeína” para nuestro día a día. Debemos recordar que cuanta más cafeína tomemos, menos efecto nos producirá.Esta inclusión de estimulantes, como cafeína, taurina o guaraná, retrasará la aparición de la fatiga física y mental… pero ojo como acabamos de ver con la cantidad que ingerimos, ya que no todas las personas las toleran igual de bien.

Respecto a decantarnos por uno u otro suplemento, barritas o geles, cabría destacar que no habría ningún problema en tomar sólo geles en una marcha o competición larga y dura. Aunque si la intensidad no es muy elevada y se nos permite la posibilidad, ten en cuenta que nuestro estómago también agradecerá y por lo tanto demandará comida algo más sólida, como las barritas o incluso un par de plátanos. La principal diferencia que podemos encontrar en este caso, entre unos geles y otros, es la cantidad de hidratos de carbono que proporcionan. Esta cantidad depende principalmente del formato en el que estén empaquetados, y el tamaño suele oscilar entre los 20 y los 80 gramos, que junto al precio de cada unidad, serán los factores más importantes a la hora de adquirirlos.

 

Y por último recuerda; ¡No tires los envoltorios en cualquier sitio!

Tras ingerir cualquier gel o barrita es muy importante que no tiremos el envase al suelo, y mucho menos si estás en un espacio natural. Por lo tanto, después de tomar un gel, aunque cada vez afortunadamente estemos más concienciados, recuerda que el mejor sitio para guardar dicho envase es el bolsillo de nuestro maillot o mochila, donde nos ocupará un espacio mínimo, y encima no nos molestará.

Al ­finalizar nuestra ruta o carrera, será entonces cuando tendremos ocasión de poder vaciar nuestros bolsillos y llevarlo a un cubo de basura para plásticos más cercano. Recuerda jamás debemos tirarlo al suelo, una correcta alimentación en carrera no está reñida con el respeto al medio ambiente.