Gafas

Gafas

Hay 56 productos.

Gafas especializadas de ciclismo con cristales de protección contra el sol y la lluvia

GAFAS

El uso de gafas de ciclismo es primordial para la salud y protección visual, así como para obtener un mejor rendimiento. Nos encontramos ante un elemento esencial para nuestra seguridad sobre la bici, ya que no sólo nos protege de multitud de factores externos como el polvo, algunos insectos, el aire, ramas o incluso algunas piedras que nos puedan saltar a lo largo de nuestra ruta, sino que también nos protege de los rayos del sol. De ahí su importancia, ya que gracias al uso de este complemento ciclista también podemos evitar la pérdida visual a largo plazo provocada por el efecto prolongado de estos rayos en nuestros ojos.

El uso de este equipamiento mejora nuestra capacidad visual durante la práctica del ciclismo, y son uno de los accesorios más importantes en la indumentaria de los ciclistas. Según que disciplina del ciclismo practiquemos, podremos decir que existen diferencias marcadas entre las distintas pruebas disputadas, por ejemplo, en pista; se precisa de la integridad del campo visual lateral y a la vez extenso, ya que se han de percibir los movimientos y actitudes de los adversarios. Y en otras pruebas por ejemplo, de ruta o carretera, son los estímulos auditivos los que adquieren, incluso, mayor importancia que los visuales.

Debemos valorar unas gafas de sol deportivas que se ajusten a la disciplina que vayamos a practicar, centrándonos en la comodidad y en la protección ocular que nos aportan. Las gafas de ciclismo cumplen muchas y muy importantes funciones de las que muchas veces no llegamos ser conscientes, y que debemos tener muy en cuenta.  Recuerda que lo importante es que nos permitan poder ver bien por dónde rodamos y mantener protegidos nuestros ojos, pero lo más importante y lo que nunca va a pasar de moda son sus lentes, entre otras muchas cuestiones que debemos entrar a valorar detenidamente.

 

Qué debemos tener en cuenta para elegir el modelo correcto

Aunque están consideradas como un “accesorio” las gafas de ciclismo son un elemento de seguridad con la misma importancia por ejemplo, que el casco. Se usan durante todo el año y no sólo para protegernos del sol. En ciclismo se requiere una capacidad visual distinta dependiendo también del terreno en el que se desarrolla la actividad. Igualmente, las condiciones meteorológicas condicionarán la necesidad de utilizar en mayor o menor grado todas las funciones que podemos incluir en la capacidad visual como sensibilidad al contraste, estereopsis, visión periférica, agudeza visual dinámica, visión cromática.

Por ello es por lo que hemos comentado que la utilización de una montura y unas lentes adecuadas y correctas es fundamental para esta disciplina, así como la importancia de llevar unas gafas de ciclismo graduadas en el caso de que necesitáramos corrección óptica.

Con esto queremos explicarte los diferentes aspectos a tener en cuenta para que elijas correctamente el modelo que mejor se adapte a ti y al uso que vas a hacer de ellas, o aquellos puntos que debemos entrar a valorar de forma fundamental antes de realizar nuestra compra:

Certificación CE

Antes de nada, debemos comprobar y asegurarnos que las gafas que nos disponemos a adquirir cuentan con la certificación oficial de la comunidad europea, aspecto que nos asegurará que nuestras lentes han pasado los oportunos controles de seguridad. Por ello es por lo que siempre recomendamos huir de aquellas gafas que no incorporan esta marca CE de forma totalmente visible, o que se encuentren a la venta en establecimientos o distribuidores no autorizados. Lo mejor en este caso, sería acudir a nuestro establecimiento de confianza, sobre todo cuando se trata de nuestra seguridad.

Resistencia

Respecto a esta misma seguridad, uno de los aspectos más importantes que no debemos pasar por alto es el comportamiento que tendrán nuestras gafas en caso de impacto. En la práctica del ciclismo existe siempre la posibilidad de sufrir caídas, golpear nuestras gafas, recibir impactos directos de ramas, piedras, etc…y es precisamente por este motivo por el que debemos asegurarnos que el material de fabricación sea suficientemente resistente para evitar de esta forma la rotura o astillado de nuestras lentes y monturas. Esto es fundamental ya que a su vez esto podría llegar a provocarnos lesiones graves en ojos y/o cara.  Las lentes de policarbonato de máxima calidad son en este caso las más recomendadas por su alta resistencia al impacto y durabilidad en caso de caídas.

No nos resultará una tarea complicada encontrar materiales resistentes ya que la mayoría de marcas reconocidas tienen este aspecto muy presente y en su mayoría, ofrecen materiales no astillables y resistentes a posibles impactos.

Campo de visión

Cuando circulamos sobre nuestra bicicleta solemos hacerlo a cierta velocidad, por lo que el campo de visión tiene que ser lo más amplio posible. Con unas gafas específicas para ciclismo esto se consigue sobre todo con aquellas que tengan las lentes más grandes. Con unas lentes de un gran tamaño estaremos seguros de que no nos van a molestar ningunos otros elementos.

Nuestras gafas de ciclismo deben ofrecernos un campo de visión óptimo, es decir, la curvatura de la lente no debe distorsionar la imagen y además la montura de nuestra gafa no debe interferir. Normalmente, las lentes de la gran mayoría de gafas para ciclismo, al ser cóncavas, tienen una determinada curvatura, por ello tienden a aumentar ligeramente la imagen real. Este hecho provoca un cierto estrés en nuestros ojos, con el consecuente cansancio resultante de forzar estos para un correcto enfoque.

 

En general, será interesante elegir un tipo de gafas cuyos lentes ofrezcan una buena definición, ya que, al no distorsionar la imagen real, nos hará forzar menos la vista.Lo ideal será que allí donde dirijamos nuestra vista no notemos que llevamos las gafas puestas. Una buena definición óptica es una característica de la que dependerá la calidad de las lentes, y nos permitirá ver con mayor claridad. Este aspecto se traduce en una mayor seguridad durante la marcha.

Calidad de la lente

A la hora de elegir unas buenas gafas debernos fijarnos detenidamente en la calidad de la lente. Es fundamental que las lentes nos protejan al 100% de los rayos ultravioletas, es decir nos aporten la máxima protección frente a los dañinos rayos solares.  Deben proteger contra los rayos UVA, UVB y UVC pero por supuesto como ya sabemos, también contra el polvo, insectos y otros elementos molestos.

Todas las gafas de gama media y alta van a tener esta protección, pero tenemos que tener especial cuidado con las gafas de gama más baja.Los rayos ultravioletas son muy dañinos para nuestros ojos, y a la larga pueden ocasionar diferentes problemas oculares. Otro aspecto que participa en todo este proceso y que también debemos valorar es la nitidez que ofrecen las lentes.

 Monturas

Es importante que, al practicar un deporte como el nuestro dónde continuamente estamos en movimiento, busquemos una montura que nos aporte una buena fijación, manteniendo una posición correcta en todo momento. Para esto es aconsejable disponer de unas gafas con inserciones de material flexible en patillas y nariz.

Por otro lado, existen otro tipo de monturas que nos proporcionarán aún mayor comodidad y confort, como lo son las monturas al aire o semimonturas.

 Peso, sujeción y comodidad

Es conveniente que las gafas de ciclismo sean envolventes y que queden muy bien ajustadas a la curvatura de la cara. Por lo tanto otra de las características que toda gafa de ciclismo debe cumplir es una buena sujeción y comodidad.

La sujeción es muy importante, sobre todo en el ciclismo de montaña, ya que normalmente salimos en terrenos que suelen ser bastante irregulares por lo que solemos ir continuamente botando. Por lo que nos resulta fundamental que las gafas vayan bien sujetas para que no se muevan y por supuesto para que no se nos caigan.

Es evidente que será de gran importancia por lo tanto, que sean cómodas y tampoco estén tan sujetas que nos hagan daño las patillas. Una correcta sujeción, es aquella que no nos oprime las sienes y mantiene las gafas en su sitio. Aunque este punto suele ser muy personal para cada ciclista. Por este motivo es recomendable probarse siempre el modelo que estamos pensando en comprar para comprobar que van bien sujetas y que no nos hacen daño. Este es otro de los aspectos que determinarán que tu elección es la correcta.

Si queremos tener la sensación de no llevar gafas puestas cuando montamos en bici, otro factor importante es el peso. Cuanto más ligeras sean más cómodos iremos y más concentrados en circular correctamente. La ligereza es un factor decisivo en las gafas de ciclismo, ya que este hecho genera un efecto de máxima comodidad durante el uso.

 

TIPO DE LENTES

Como decíamos al inicio de este artículo, la parte más importante de una gafa de ciclismo es su lente. Que no produzca una distorsión la imagen por su curvatura y que protejan nuestra vista de los rayos ultravioleta es lo básico, pero además vas a encontrar gran cantidad de tipos de lentes dependiendo de su uso.

Este tipo de lentes para ciclismo están formados por una serie de células fotovoltaicas con capacidad de variar el grado de opacidad en función de la cantidad e intensidad de los rayos solares. Esto nos permite disponer de unas gafas que se irán adaptando de manera automática al resplandor recibido. Un aspecto a tener en cuenta es el tiempo de reacción de las lentes a los cambios lumínicos aspecto importante en momentos como la salida de un túnel, la circulación por zonas muy boscosas y sombrías…

El tipo de tinte utilizado también influye en la calidad de imagen que recibimos. Unas buenas lentes estarán fabricadas utilizando tintes que disminuyen el bloqueo de la luz, pero filtrando adecuadamente los rayos solares, ofreciendo una buena imagen sin comprometer nuestra seguridad frente a la radiación. Es por ello por lo que en función de cada necesidad, existen diferentes tipos de lentes:

  •   Lentes polarizadas: Las gafas con este tipo de lentes polarizadas tienen la función principal de absorber los reflejos producidos por el sol y los objetos. Estas son las que mayor protección ocular proporcionan.El filtro polarizado ayuda a eliminar aquellos reflejos que produce la reflexión de la luz del sol en superficies como el agua, la nieve, el asfalto, etc., debido a que la luz del sol vibra en todas las direcciones. Cuando rebota en este tipo de superficies lisas, provoca incómodos reflejos, sobre todo en situaciones de montaña. Las lentes polarizadas contienen un filtro especial que bloquea la luz reflejada y sólo deja pasar la luz útil, permitiendo una visión sin reflejos y mucho más confortable.

 

  •   Lentes fotocrómaticas: Este tipo de gafas con lentes fotocromáticas son aquellas que se oscurecen con los rallos del sol. Cuanto mayor sea el resplandor, más oscuras serán. Es decir, las lentes fotocromáticas incorporan en su masa componentes que reaccionan a la luz solar absorbiendo la radiación y oscureciéndose cuando la luz incide en las lentes, y aclarándose cuando la radiación deja de incidir.Se trata de lentes que se adaptan a la radiación UV del ambiente, oscureciéndose proporcionalmente al ultravioleta que reciben. Es decir, en condiciones de baja iluminación, en días cubiertos o en ambientes cerrados con luz artificial, las lentes son transparentes. Pero conforme aumenta la luz solar se van oscureciendo. Normalmente son de color gris o marrón.

 

Este tipo de lentes podremos encontrarlas de varios tipos en función del grado de aclaramiento y oscurecimiento de la lente, es decir, encontraremos de distintos tipos en función del nivel máximo de aclaramiento, donde el valor 0 equivale a transparente y el valor 4 al máximo oscurecimiento que ofrece este tipo de filtro. Existen modelos que te proporcionan, incluso hasta 3 lentes diferentes para que las vayas intercambiando en función de las necesidades del día.

 

Color de las lentes

Respecto al color de las lentes deberemos escogerlas en función del uso que vayamos a hacer de nuestras gafas ciclistas. Actualmente se da mucha importancia al hecho este de que los modelos permitan el uso de lentes intercambiables por lo que también dependerá del color el podernos adaptar más rápidamente a las circunstancias climatológicas; por ejemplo si es a primera hora de la mañana o bien a última hora de la tarde, se recomienda una lente de color rosada o rojiza claro porque aviva los colores. Este tipo de lentes igualmente bloquean el deslumbramiento a estas horas del día. En cambio, si es a mediodía, mejor usar unas lentes oscuras marrones o grises, ya que proporcionan la mejor protección solar.

 

 

 

Características a tener en cuenta de las gafas de ciclismo

En definitiva, a la hora de practicar este deporte se requiere que nuestras gafas sean capaces de garantizar:

-Una protección contra caídas y golpes gracias a una montura de material robusto y flexible.

-Un diseño envolvente con ajuste facial ergonómico y protecciones laterales para evitar la entrada de reflejos. Se recomienda el uso de lentes de base 8 al proporcionar una mayor cobertura.

-A ser posible, terminales de las varillas y plaquetas nasales con buena sujeción y ajustables.

-Un buen sistema antivaho que nos proporcione una buena ventilación de las lentes para reducir de esta forma la incómoda posibilidad de empañamiento.

-Un mínimo peso posible, existen modelos incluso de menos de 30 gramos.

-Una buena protección contra el viento, polvo y golpes causados por caídas, utilizando unas lentes de calidad con tecnología antirotura.

-Una correcta protección de estas lentes frente a reflejos que pueden llegar a provocar accidentes inesperados y de consecuencias impredecibles.

-Un diseño aerodinámico que permita cortar el viento evitando la deshidratación ocular por evaporación de las lágrimas producidas por el lagrimal. Algo que a su vez contribuye también a evitar la entrada de partículas de suciedad que puedan flotar en el ambiente.

-Por supuesto una protección total frente a los rayos ultravioleta, especialmente importante tras varias horas de exposición a los efectos del sol. Un buen complemento en este caso es el uso de gafas polarizadas y/o fotocromáticas para evitar reflejos y adaptarse a condiciones luminosas variables.

 

¿Las patillas de nuestras gafas por dentro o por fuera de las cintas del casco?

 

Algo que para algunos puede parecer una obviedad, para otros puede resultar una verdadera cuestión. Pero esta pregunta puedo aseguraros que nos la hemos hecho mas de uno y que tiene gran importancia.

Respecto a la correcta colocación de las gafas en ciclismo podríamos decir que lo más adecuado es que las gafas abracen las cintas del casco, es decir, que vaya por el exterior. La explicación es muy sencilla. En caso de caída, el riesgo de rotura resulta bastante mayor si llevamos nuestras gafas de ciclismo puestas por el interior de las cintas del casco, ya que será más difícil que salgan despedidas y en el caso de rotura de alguna de sus partes, pueden ocasionarnos heridas.

De ahí también la importancia de que se ajusten correctamente y no sintamos la necesidad de tener que sujetar las gafas con las cintas del casco cuando salimos con nuestra bici.

 

 

Pues bien, valorando toda esta información estaremos de acuerdo en que es importante hacer un esfuerzo económico para poder disponer de unas gafas de calidad, que nos aporten seguridad durante nuestras rutas, frente a posibles accidentes y frente a los distintos cambios climatológicos que se puedan suceder. Como ya sabemos, tomando especial consideración a la calidad de nuestra lente, parte fundamental de nuestras gafas ciclistas.